BODEGA

DE LA UVA A LA COPA

La cooperativa CONDES DE FUENSALIDA

Se funda en el año 1974 con la unión de 60 viticultores cuyos antepasados se habían dedicado ya a la elaboración del vino de forma artesanal.

En la actualidad cuenta con unos 150 socios, un viñedo propio en torno a 1000 ha y una producción superior a 5 millones de kilos de uva.

En los últimos años

Se ha realizado un fuerte esfuerzo inversor en mejoras en la bodega: depósitos de fermentación, medios de recepción de uva, equipos de filtración,…

Gracias a la experiencia de más de cuarenta años y a un excelente equipo humano, podemos desarrollar un modelo de negocio basado en la calidad y en la apertura de nuevos mercados.

Los terrenos

Los terrenos de procedencia de nuestra uva se sitúan al norte de Toledo, entre el río Tajo y la Sierra de Gredos. En esta zona se ubican pueblos muy ligados al vino y a la historia, como Fuensalida, Maqueda, Almorox y la propia Méntrida, que da nombre a la Denominación de Origen. Ya desde el siglo XII tenemos noticias de la cultura del vino en la zona.

El clima

El clima es mediterráneo – continental, con inviernos fríos, algo atemperados por la protección al norte y al oeste de la barrera montañosa del Sistema Central. Las precipitaciones apenas rebasan los 300 mm al año. Estas condiciones son idóneas para el cultivo de la vid y favorecen el manejo del viñedo en condiciones naturales ecológicas.

Los suelos

Los suelos son arenosos en las capas superficiales, formados por la erosión de materiales graníticos, lo que ayuda a mantener la humedad en los meses calurosos. En estratos más profundos aparece la arcilla, que ejerce un papel importante en la retención del agua.

Son suelos pobres en materia orgánica, ligeramente ácidos y con poca cal, lo que favorece la finura en los vinos.

La orografía ondulada determina variaciones de suelos, lo que permite obtener diferentes matices y complejidad en los vinos.